Appleby vinculado a un banco prohibido en los EE. UU.

La firma de abogados Appleby ubicada en Bermudas de donde se filtraron parte de los Papeles del Paraíso prestó servicios offshore a un banco acusado de respaldar el terrorismo.

Según diversos medios de comunicación británcios Appleby trabajaba para el holding de las Islas Caimán de FBME Bank, que fue prohibido el año pasado del sistema financiero estadounidense.

El informe dice que Appleby representó a FBME durante «al menos un año» después de que el Tesoro de los Estados Unidos vertiera acusaciones contra el banco.

Agregó que Appleby también actuó como agente de FBME «durante más de una década» antes de que se hicieran las acusaciones.

La Red de Ejecución de Delitos Financieros del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos (FINCEN) dijo en 2014 que FBME era «una de las principales preocupaciones era sobre el blanqueo de dinero».

Fincen agregó: «FBME es utilizado por sus clientes para facilitar el lavado de dinero, la financiación del terrorismo, el crimen organizado transnacional, el fraude, la evasión fiscal y otras actividades ilícitas a nivel internacional y a través del sistema financiero de los Estados Unidos».

Los últimos informes apuntan a que Appleby se retiró de actuar como agente registrado del holding FBME en diciembre de 2015. El banco se estableció en Chipre en 1982 como el Banco Federal de Medio Oriente. Cambió su domicilio social a las Islas Caimán en 1986, y en 2003 trasladó su sede a Tanzania. Cambió su nombre a FBME Bank en 2005.

Los reguladores en Tanzania y Chipre ahora retienen el control de los negocios del banco, aunque FBME ha presentado un procedimiento de arbitraje contra el estado chipriota y exige 1.820 millones de dólares en daños y perjuicios.

Entre las acusaciones de Fincen 2014 contra FBME se encontraban que un cliente recibió «cientos de miles de dólares de un préstamo para el Hezbolá libanés» y que el banco «brindó servicios financieros a un asesor para una importante figura del crimen organizado transnacional».

Un artículo de BuzzFeed News publicado el año pasado sobre FBME y sus clientes utilizó los detalles de los investigadores que ingresaron para llevar a cabo una investigación interna sobre los reclamos de Fincen.

Se incluyó un correo electrónico enviado por un director senior de FBME que alegaba que uno de los clientes del banco se había beneficiado financieramente de la distribución de pornografía infantil.

El banco ha negado todas las acusaciones de Fincen.

FBME dijo en diciembre pasado: «FBME no se ha involucrado en lavado de dinero y nunca fue acusado de eso hasta que Fincen alega.

«El banco ha actuado de conformidad con todas las directivas antilavado de dinero de la UE y Chipre, un hecho corroborado por múltiples auditores externos».

El banco dijo que las sugerencias que operaba con una cultura de secretismo donde se alentaba al personal a esquivar las regulaciones de lavado de dinero era «absolutamente falso».

Añadió: «Las escandalosas afirmaciones de que FBME actuó por terroristas, o actuaron a sabiendas por cualquier persona sancionada, son falsas y deliberadamente dañinas».

Appleby y los Papeles del Paraíso

Appleby reveló en octubre pasado que un «incidente de seguridad de datos» en 2016 implicó que los datos de la compañía fueran «comprometidos».

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación y casi 100 organizaciones de medios de comunicación de todo el mundo examinaron 13,4 millones de archivos de firmas de abogados offshore y registros de empresas en jurisdicciones extraterritoriales.

 

Comments (0)

Leave Comment