Deutsche Bank facilitó el lavado de dinero en Estados Unidos de los fondos de un banco chipriota

El gigante alemán procesó cientos de millones de dólares de transacciones sospechosas en los Estados Unidos para un banco de Chipre inundado de dinero sucio vinculado al Kremlin, armas químicas sirias, crimen organizado e ISIS.

Deutsche Bank facilitó cientos de millones de dólares en transacciones para un banco corrupto de Chipre que sirvió como centro de dinero ilícito desde «los rincones más oscuros del inframundo criminal», según una serie de documentos secretos desvelados recientemente.

Deutsche y su filial de Nueva York bajo escrutinio por sus préstamos a Donald Trump proporcionaron un puente crucial entre FBME Bank y el sistema financiero global, actuando como su banco corresponsal en los Estados Unidos y ayudando a algunos de sus clientes más nefastos a transferir dinero ilícito.

A FBME se le prohibió usar el dólar este año después de perder una prolongada batalla legal con el gobierno estadounidense, tres años después de que la Red de Delitos Financieros, conocida como FinCEN, se movió para evitar que el banco envíe «fondos sucios a través del sistema financiero de los EE. UU.«

FinCEN luchó contra el secreto de FBME, pero los archivos obtenidos recientemente han expuesto al banco chipriota como un salvoconducto importante para fondos vinculados al terrorismo, el crimen organizado y las armas químicas, y revelaron cómo las instituciones occidentales de primer orden permitieron sus actividades. Recientemente, las ultramodernas firmas de abogados internacionales de FBME -incluyendo un abogado que juega un papel clave en la investigación Trump-Rusia- hicieron una fuerte estrategia de defensa por el banco, mientras que las firmas contables más grandes del mundo cancelaron sus actividades, y salió a la luz una red de sobornos vinculados al Kremlin dentro de FBME canalizando dinero a las personas sombrías que están al frente del programa de armas químicas de Siria, el crimen organizado y el ISIS.

Las revelaciones han provocado llamamientos de políticos y activistas para una ofensiva contra las instituciones corruptas en zonas de lavado de dinero como Chipre, y los habilitadores que actúan como su puerta de entrada a Occidente. Ian Austin, un miembro del parlamento británico, dijo que las últimas investigaciones “proporcionan aún más evidencia de fondos ilícitos que fluyen a través de Chipre» e instó al gobierno del Reino Unido a actuar rápidamente para sacar del sistema financiero a «delincuentes y dinero robado». Transparency International pidió una «revisión drástica» de las regulaciones financieras para que los banqueros, abogados y firmas contables rindan cuentas por su papel en la habilitación de los bancos corruptos implicados en el lavado de dinero.

Los bancos que operan en los EE. UU. están obligados por ley a tomar medidas para garantizar que el dinero que canalizan hacia el sistema financiero estadounidense esté limpio. Los documentos no sugieren que Deutsche Bank facilitó a sabiendas la actividad ilegal, pero plantean interrogantes sobre cómo el gigante bancario procesó cientos de millones de dólares conectados a algunos de los peores sectores del mundo sin detectar motivos suficientes para romper los vínculos con FBME.

Comments (0)

Leave Comment