Europa acaba con los paraísos fiscales, mientras Estados Unidos se prepara para recibir miles de millones de dólares en ganancias

La Unión Europea ha firmado acuerdos con Suiza, Liechtenstein, San Marino, Andorra y Mónaco sobre la abolición del secreto bancario. Pero, ¿por qué Estados Unidos no tiene prisa por unirse a estos acuerdos?

Europa acaba con los paraísos fiscales

No hay más secreto bancario en Europa. Si alguien posee una cuenta bancaria en Suiza, la información sobre ella se intercambiará automáticamente.

Los bancos suizos, entre otros, tuvieron que cambiar su política de secreto bancario según el Estándar Común de Reporte o Common Reporting Standard (CRS), un acuerdo sobre intercambio automático de datos financieros y tributarios, que 47 países firmaron en mayo de 2016. Bajo CRS, los bancos envían información sobre las cuentas de sus clientes a las autoridades fiscales locales, que luego intercambian información con las autoridades tributarias de otros países.

Además, la Unión Europea está preocupada por las enormes pérdidas en la recaudación de impuestos, por lo que, las autoridades de la UE están tomando decisiones en este sentido. Por ejemplo, en diciembre de 2017, los ministros de finanzas de la UE aprobaron oficialmente una lista negra de paraísos fiscales y una lista gris.

Para antes de finales de 2018, la UE obligará a todos los países a unirse al CRS. Algunos tienen de plazo hasta finales de 2019.

Estados Unidos no quiere unirse a CRS

Sin embargo, la lista de la UE no incluye a Estados Unidos. Los estadounidenses se han negado a participar en el CRS debido a que en 2010 introdujeron su propio sistema de intercambio de datos financieros conocido como ley FATCA o Ley de Cumplimiento Tributario de Cuentas Extranjeras.

Esta normativa estipula la imposición de sanciones financieras a los bancos extranjeros que se niegan a transferir información sobre los contribuyentes estadounidenses. En pocas palabras, mientras que otros países del mundo deben proporcionar sus informes a Washington incondicionalmente, FATCA trabaja selectivamente en la dirección opuesta.

Mientras tanto, Suiza, Estados Unidos e Islas Caimán han sido identificados como los refugios más grandes para la fuga de capitales de acuerdo con el Índice de Secretos Financieros de  2018, un estudio internacional independiente elaborado por la organización Tax Justice Network. En los últimos tres años, la participación de Estados Unidos en el mercado financiero offshore ha aumentado del 19.6 al 22.3%, según el informe.

El gobierno de Estados Unidos se niega a participar en iniciativas internacionales para intercambiar información tributaria con otros países y no puesto fin al uso de sociedades offshore y fideicomisos anónimos vendidos de forma agresiva por algunos de sus estados, como en Delaware o Nevada.

Comments (0)

Leave Comment